viernes, 5 de noviembre de 2010

Me sumergì en Zirahuèn, en homenaje a Cousteau, ese buzo que afrancesò la Atlàntida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada